domingo, 31 de agosto de 2014

Si lo supieran esto sería solo un romance cualquiera

Romper el hielo a besos, serretirlo hasta yacer en un suelo de heladas esquirlas, ardientes como un incendio.

Destrozar la vergüenza con tus manos. Soñarte hasta que amanece sin que nadie se entere.
Dormirte y recorrerte sin parar hasta que salga el sol, porque hasta la cenicienta menos disney tiene toque de queda.

Que seas mi credo sin religión. Mi verdad sin censura, sin pena ni remordimiento. Una luz que titila, que lo mismo arde cuando nadie mira que se esconde durante el día.

Que seas el universo en expansión, mi creación de una semana y la historia de esta evolución

Que no seas nada y lo seas todo para que no sepan de nuestras noches en vela, que no entiendan porque duermes de día cuando es de noche que sueñas.

Gime en silencio, grita contra mi boca y así nadie sabrá de este cuento poco recomendado para princesas. Que si preguntan tu y yo no sabemos, que si atrapan a nuestras miradas cruzarse, cómplices de este secreto, piensen que no es mas que un espejismo del desierto.

Por que esto, cariño mio, nadie más tiene que saberlo, que si lo saben... ¡ay si lo supieran!

Si lo supieran esto sería solo un romance cualquiera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario